El ministro de la Producción, Dante Sica, recibió ayer a las cámaras empresariales del sector frutícola una vez anunciada la baja de los derechos de exportación que pasaron de $4 a $3 por dólar exportado tal cual venía reclamando la cadena. Sin embargo, volvieron a pedirle al Gobierno que incluya a más actividades de las economías regionales dentro del mínimo no imponible.

El encuentro sirvió también para repasar los problemas que arrastra el sector a partir de las retenciones, tipo de cambio y falta de reintegros a la exportación.

El funcionario adelantó que buscará soluciones en el corto plazo, pero a lo largo del año. Se entiende que en el medio estarán atravesando el proceso electoral.

No obstante, la carga patronal fue el eje de la reunión. Vale recordar que el decreto 128 publicado en febrero pasado no incluyó actividades de servicios como cosecha, empaque y poda, entre otros.

La medida apunta a "aliviar la carga fiscal" de las pymes, y según lo dispuesto, ningún empleador pagará impuestos por un trabajador que cobre hasta 17.509,20 pesos. Este beneficio tiene efectos para las contribuciones patronales que se devenguen a partir del 1 de marzo de 2019 y hasta el 31 de diciembre de 2021, ambas fechas inclusive, de acuerdo con el decreto.

La reducción gradual de contribuciones patronales forma parte de la reforma fiscal de 2017, pero el Gobierno decidió adelantar las fechas. La escala se había reformado el primero de enero pasado para los sectores del calzado, textil y cueros y ahora se amplió a 19.500 empresas de economías regionales de 44 sectores productivos.

"Lo que se le planteó a Sica es cómo hacemos para cambiar el actual contexto para dejar de caer y empezar a ser más competitivos. Una de las maneras es sacarle la mochila de las cargas sociales y eso es el mínimo no imponible", sostuvo a BAE Negocios, el presidente del Comité Argentino de Arándanos (ABC), Federico Bayá.

Fuentes del Gobierno señalaron que se está trabajando para incluir las actividades que demanda el sector de cara a las campañas de cosecha que arrancan a fin de año aunque reconocieron que primero debe ser aprobado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El tipo de cambio también fue tema de análisis con el funcionario. "Hoy tenemos una situación parecida previa a la primera devaluación con costos y paritarias que suben. De nuevo estamos con un atraso cambiario", dijo Bayá.

Además del ABC también participaron: la Federación Argentina del Citrus, Cámara Argentina de Fruticultores Integrados y Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados, los cuales también pidieron por la vuelta de los reintegros a la exportación y la total eliminación de los derechos a la exportación.