La tasa promedio de los cheques de pago diferido (CPD), el instrumento preponderante de fondeo bursátil para las pymes, sufrió una escalada en julio.

Para el caso de los CPD Avalados, la tasa saltó 783 puntos básicos a 37,4%. Fue la mayor suba desde noviembre de 2015. Por su parte, la tasa promedio de los Patrocinados fue de casi 49%, con limitadas emisiones en el último mes.

El mayor costo de fondeo también se reflejó en otro instrumento utilizado por las pyme, el Pagaré Bursátil. La tasa promedio en dólares fue de 9,64%, un alza de 101 puntos básicos contra mayo, comparó el IAMC.