Los industriales reclamaron al presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, la continuidad de los créditos con tasa subsidiadas para las empresas industriales, pero el funcionario les adelantó que la política monetaria desandará el camino de la ayuda vía financiamiento barato para ampliar la oferta crediticia a partir de la equidad de posibilidades en el mercado.

Los contrapuntos no se centraron en una sola temática. Por caso, el director ejecutivo de la entidad fabril realizó una presentación con las necesidades de la industria en términos de baja de tasa de interés, créditos flexibles para la producción fabril, entre otros puntos. El equipo de Sturzenegger replicó con su propia receta, a contramano del análisis de la UIA. Quedó claro que no sería una tarde de acuerdos, aunque fuentes que participaron del encuentro destacaron que la reunión fue cordial.

El jefe del BCRA les dijo que su política se moverá bajo el funcionamiento de tres puntos esenciales: tasas de interés, tipo de cambio y paritarias. Les dijo a los industriales que ofertas salariales del 10% al 12% como techo ayudarán a controlar la inflación, y apreciarán el tipo de cambio. Caso contrario, la tasa seguirá en asenso para controlar la subas de precios y el dólar se estancará en el valor actual. El análisis industrial está lejos de esa política.

“Es exactamente lo contrario a lo que pensamos”, se lamentó otra fuente consultada por BAE Negocios, quien, de todos modos, destacó la importancia de la presencia de Sturzenegger “para dar la cara y explicar desde su academia lo que piensa”.