El ministro de Producción, Francisco Cabrera, anunció hoy un paquete de medidas por $33.000 millones -entre créditos e incentivos financieros- destinados a impulsar la actividad de las pequeñas y medianas empresas.

Esta medida "se plantea luego de la turbulencia financiera de mayo, para evitar que se afecte la cadena de pagos. La actividad no se redujo, eso lo vemos en la recaudación", dijo Cabrera al anunciar esta línea de ayuda financiera junto al presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, su par del BICE, Pablo García, y el secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer, en una conferencia de prensa.

El paquete de medidas establece un plan integral de créditos para financiar capital de trabajo por $22.000 millones, para inversión productiva por $7.000 millones y para inclusión financiera de las pymes por $4.000 millones.

 

En relación al capital de trabajo, el Banco de la Nación Argentina (BNA) pone a disposición una línea por $10.000 millones para descuentos de cheques a una tasa final del 29% (la tasa del BNA es del 32% y el Ministerio de Producción de la Nación bonificará 3% de dicha tasa). 

A su vez, el BICE ofrece un programa que incluye el descuento de cheques de pago diferido en forma directa, cheques avalados por SGRs a través del mercado de capitales y el descuento de facturas a través de una plataforma de factoring electrónico. 

El paquete de medidas a pymes, establece un plan integral de créditos para financiar capital de trabajo por $22.000 millones, para inversión productiva por $7.000 millones y para inclusión financiera de las pymes por $4.000 millones

El objetivo es volcar más de $12.000 millones a través de los tres instrumentos, para aportar mayor liquidez a las empresas.

Para inversión productiva a largo plazo, el BICE pondrá a disposición de las pymes $7.000 millones para apuntalar proyectos de eficiencia energética, economías regionales, parques industriales y maquinaria agrícola. Con esta iniciativa, el Banco busca dar una fuerte señal de apoyo a la producción y al crecimiento de los sectores económicos nacionales.

En cuanto a la inclusión financiera, se ponen a disposición $4.000 millones del Fondo de Garantías Argentino (Fogar) administrado por el Ministerio de Producción para otorgar garantías automáticas y parciales a bancos para el otorgamiento de préstamos a pymes.

El titular del BICE afirmó que "como banco de desarrollo, queremos actuar en forma anti-cíclica otorgándole a las empresas la liquidez que necesitan para financiar su capital de trabajo y, en particular, asegurando que no dilaten sus proyectos de inversión". 

Las herramientas financieras anunciadas "permitirán mejorar la cadena de pago de las pymes para seguir impulsando la actividad productiva del país", aseguró García.

A su vez, Mayer destacó que estas medidas se suman a las anunciadas hace dos semanas junto a la AFIP tendientes a brindar un nuevo plan de pago para las pymes, y una nueva normativa en cuanto a embargos.

En este último capitulo "hemos logrado simplificar los trámites para levantar el embargo, que eran un castigo en sí mismo", dijo en tono irónico Mayre, al destacar que ahora "se pueden hacer a través de internet, pagar con el dinero que era retenido (por la propia AFIP) y quedar liberado para volver a producir en 48 horas".