Luego de la decisión de Estados Unidos de excluir en forma temporal de los aranceles al acero a la Argentino y otros países, el secretario de Comercio, Miguel Braun, evaluó esta medida como “un triunfo parcial” mientras continúan las negociaciones para una decisión definitiva, al tiempo que aseguró que el Gobierno apunta a una integración gradual del país en el mundo. 

"Es un triunfo parcial, todavía no es la decisión definitiva pero la buena noticia es que Argentina quedó en el grupo de países que transitoriamente está excluido del arancel mientras seguimos negociando con Estados Unidos. Tenemos un mes para convencerlos de que no aplique los aranceles”, dijo Braun.

El funcionario nacional señaló que el acero y el aluminio “son una exportación importante, el año pasado le exportamos 700 millones de dólares. En el caso del aluminio, Estados Unidos es el principal mercado de exportación”.

"Queremos que Argentina sea un país desarrollado, eso significa tener salarios altos, buena tecnología, mucho capital, empresas competitivas y un Estado que se ocupa en los que tienen dificultades para insertarse en el mercado”, agregó.

Además, indicó que “los países que han logrado eso son todos muy integrados al mundo, exportan mucho, importan mucho y tienen empresas globales. Si queremos ser un país más desarrollado tenemos que ir en esa dirección”.

En declaraciones a Radio Con Vos, el funcionario expresó que "lo que plantea el Gobierno es que el rumbo debe ser gradual, distinto a los 90 que fue una apertura muy rápida que terminó golpeando al tejido industrial argentino".

"Nosotros queremos ir de a poco, y en la medida que nos vayamos haciendo más competitivos. Nosotros creemos en un camino intermedio, ni noventismo, ni kirchnerismo de vivir con lo nuestro”, afirmó Braun.

Según Braun, "la manera de hacer eso es haciendo acuerdos comerciales, como estamos haciendo con la Unión Europea”.

Por otra parte, aseguró que “la inflación está bajando, sobretodo la inflación núcleo. Estamos convencidos de que vamos a tener inflación de un dígito en los próximos dos o tres años”.

Consultado sobre el consumo, dijo que “hay un cambio de época, la gente va mucho a los mayoristas o compra en las proximidades. En general el consumo está creciendo”.