Los industriales avisaron que los planes de inversión que el Gobierno reclamó días atrás se efectuarán en forma gradual, en tiempos similares a la aplicación total de las reformas que la administración nacional puso en marcha. Así lo confirmó el vicepresidente segundo de la UIA, Daniel Funes de Rioja, desde San Pablo, Brasil, al participar del Mini Davos que se realizó en la ciudad brasileña.

"Yo estoy de acuerdo con el gradualismo. Pero el gradualismo, ojo, es para todo, para la protección social, para la reforma fiscal y para el inversor, que mira estos parámetros para hacer la inversión cuando las reformas estén en plena vigencia", enfatizó Funes de Rioja, quien además es chairman del B-20, grupo de empresarios del G-20.

En diálogo con la agencia estatal Télam, reconoció que "el empresariado argentino tiene que jugar un rol que por diferentes circunstancias omitió jugar no en el plano político sino en la reafirmación de su compromiso con el país, con la inversión y el crecimiento".

El empresario, que participó del encuentro con funcionarios del Gobierno el lunes pasado, reconoció que la inversión "tarda" y defendió el diálogo sector por sector con el gobierno ante las críticas lanzadas hacia parte del empresariado por acompañar al ritmo del gobierno. "La inversión se mide año a año y en el largo plazo. ¿Cuánto tarda la inversión? La inversión privada tarda. Todos queremos una Argentina con crecimiento firme y sustentable que nos ponga en una plataforma de país desarrollado, pero eso no se construye de la noche a la mañana", dijo.