Floja renovación de Letes y Lecap por parte del Ministerio de Hacienda: las Letras que se suscriben en pesos y que el Gobierno paga en dólares renovaron apenas el 62,9% del vencimiento de mañana y eso implicará una pérdida de reservas de al menos u$s385 millones. La tasa de interés fue de 6% y bajó medio punto respecto a la última licitación. Las Lecap, las letras que el Gobierno paga en pesos también tuvieron una renovación parcial, del 81,6%, a pesar de que ofreció una tasa de 59,34%. Ese sobrante de pesos se agrega a la potencial presión sobre el dólar que podría generar el vencimiento de Lebac de la semana que viene.

Mañana el Gobierno deberá afrontar un vencimiento de Letes en dólares por u$s1.039 millones. La renovación lograda ayer por Hacienda fue de u$s654 millones, aunque no hay detalles de qué porcentaje es en pesos y cuánto en dólares. Por eso, mañana deberá saldar con reservas del BCRA los u$s385 millones que no renovó, a lo que se le suma el monto que ayer se haya suscrito en moneda local. En paralelo, mañana también vencen $33.000 millones en Lecap, que se pagan en pesos y de los cuales ayer renovó $26.956 millones.

La baja renovación de la licitación de ayer generó algunas sorpresas. El director de Eco Go, Federico Furiase, señaló: "Esto de las Lecap no necesariamente va a generar presión cambiaria pero puede haber algo. Hubiese esperado más roll over ya que el FMI despejó el riesgo de default. La diferencia genera pérdida de reservas entonces no es una buena noticia cuando estamos en un desarme de Lebac que puede generar presión cambiaria".

Así como las Letes en dólares tienen el impacto concreto de la pérdida de reservas, las Lecap podrían sumarle presión al tipo de cambio si es que esos pesos se van al dólar. A esa potencial presión se le podría sumar los pesos que se liberen en la licitación de Lebac, y ahí las tasas altas jugarán un rol clave, ya que servirán para tentar a inversores hacia activos locales.

Para Furiase la semana que viene se juega un test importante para la tasa en pesos: "Hay vencimientos importantes de Leliq y esto exige más reabsorción. La tasa va a tener presión alcista". El economista de ACM, Guido Lorenzo, coincidió en que la licitación fue floja: "Es difícil entender porqué las Letes están perdiendo atractivo y entiendo que una explicación es que no tienen mercado secundario líquido. Creo que hoy lo atractivo es la tasa en pesos, pero más líquida, como plazos fijos o FCI. Salvo que cambien las expectativas respecto al dólar, si hay alguna noticia externa; ahí sí podría haber salida al dólar".

El analista financiero Christian Buteler ve difícil que haya presión sobre el dólar porque "los que se querían ir de Lebac ya se fueron". Y agregó: "Se entiende que las Lecap no hayan renovado mucho porque hay pocos pesos y pueden estar necesitándolos. Lo malo es que las Letes renovaron poco. El problema es nuestra falta de dólares; renovar tan bajo te obliga a desembolsar reservas".