En un nuevo intento por descomprimir los vencimientos del Bono Dual de la próxima semana, Hacienda colocó ayer US$243 M en letras del Tesoro atadas al dólar (Lelink) y $33.025,08 M en bonos que ajustan por la tasa de política monetaria (BOTAPO).

El objetivo era captar a los inversores que el próximo viernes cobrarán unos US$1.000 M producto del vencimiento del Bono Dual. Hacienda ya había ofrecido en mayo un canje de estos títulos por Lelink, con el que logró reducir a la mitad los vencimientos originales.

Por las Lelink a septiembre pagó 4,88%, por las de octubre, 5,60% y 4,10% por las de diciembre. Las de vencimiento en noviembre se declaró desierta.