Hoy y mañana, el Ministerio de Hacienda licitará Letras del Tesoro (Letes) en dólares a 2020 acompañada de una opción más corta que vencerá antes del balotaje. Entre ambas, buscará colocar US$1.400 millones. El gran desafío oficial pasará por conseguir que una mayor cantidad de tenedores privados opten por estirar sus vencimientos hasta el próximo año ya que, cuando restan menos de seis meses, apenas renovó el 13%, menos de un tercio de lo necesario para cerrar el programa financiero de 2019 sin sobresaltos. En el mercado, creen que el contexto electoral complicará ese objetivo.

El Tesoro ofrecerá Letes a 217 días con vencimiento el 28 de febrero de 2020 y reabrirá una emisión realizada originalmente el 8 de abril con 112 días de plazo remanente que caducan el 15 de noviembre. En total, intentará renovar el 80% de los US$1.717 millones que vencen este viernes. En la emisión realizada la semana pasada, debió pagar 4% y 7,19% por letras al 25 de octubre y al 14 de febrero próximos, respectivamente. Pese a las mayores tensiones financieras de los últimos días, se espera una tendencia similar para la licitación de este lunes y martes.

"Más allá de que en las últimas ruedas hubo una toma de ganancias y mayor cautela frente a las PASO, la demanda debería seguir vigente para las Letes. Esto aplica tanto a los montos involucrados, especialmente todavía concentrados en los instrumentos más cortos, como a las tasas validadas en cada tramo", consideró el economista y asesor financiero Gustavo Ber.

El programa financiero de 2019 prevé un rollover privado del 46% del stock

Sin embargo, el gran talón de Aquiles es la gran dificultad del Gobierno para rollear las Letes en manos privadas hasta el año que viene. De momento, cuando se atrevió a ofrecer letras que cruzaran la frontera anual, se encontró con el temor de los inversores a un cuadro financiero preocupante, con vencimientos de deuda aún no garantizados y bonos a octubre de 2020 que pagan cerca de 20% en dólares, a lo que se suma la incertidumbre de no saber quién estará al frente del Ejecutivo para ese entonces. Así, gran parte de esas colocaciones se vieron engordadas gracias a la ayuda de los organismos públicos, en particular de la Anses, que tomaron el grueso de las letras.

El programa financiero de 2019 plantea que, para evitar complicaciones, el sector privado debe renovar el 46% del stock de Letes que tenía en sus manos al comenzar el año. Según cálculos del analista de Eco Go, Juan Ignacio Paolicchi, hasta ahora se refinanciaron solamente US$588 millones, es decir, el 13% del total. El riesgo de no cumplir es tener que desembolsar un mayor volumen de reservas del previsto en momentos en que se convirtieron en una herramienta clave para el objetivo oficial de mantener contenido el dólar durante la campaña. Además, con menos de US$20.000 millones en libre disponibilidad, una baja importante en la arcas del Banco Central podría incrementar las dudas sobre la capacidad de pago de deuda en 2020 y acelerar la salida de fondos del país.

Es por eso que será importante para el Gobierno captar un alto porcentaje de los US$1.050 millones en Letes privadas que vencen el viernes. Algo que, de momento, luce complicado. "Seguramente la demanda de los privados siga concentrada en los vencimientos más cortos, al menos hasta que se despeje la incertidumbre electoral", consideró Ber.

En lo que resta del año vencerán US$8.879 millones en manos de tenedores privados. Y de ellos, deberán rollearse hasta 2020 unos US$3.900 millones para cumplir con el programa.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos