El resultado de la primera licitación de Letes en dólares con vencimiento posterior al balotaje reflejó las tensiones en curso. El Gobierno renovó el monto total que puso en juego, apenas el 62% del vencimiento, pero a costa de subir un punto la tasa de interés.

El Ministerio de Hacienda informó ayer que colocó u$s750 M en Letes que vencerán el 29 de noviembre, cinco días después de la fecha pautada para la segunda vuelta de la elección presidencial. El monto equivale al 62% de los u$s1.215 M que vencen esta semana; es decir, una cifra de renovación menor al 66% de la licitación realizada hace dos semanas.

Sin embargo, lo que generó preocupación en el mercado fue la tasa a la que logró tomar esos dólares que necesita para no incrementar las dudas de los fondos especulativos sobre la capacidad del país para refinanciar su deuda. El rendimiento nominal anual de las letras fue de 5,47% (5,53% de tasa efectiva de retorno), medio punto más del mínimo ofrecido por el Tesoro y un punto más de lo que había pagado en la anterior licitación.

Los operadores lo consideraron una mala señal a futuro. Es que descuentan que las próximas licitaciones, cuyo vencimiento recaerá ya en el próximo mandato, cuando no haya divisas del FMI como respaldo, serán más difíciles. Es decir que el Gobierno deberá pagar aún más tasa para intentar cumplir con el programa financiero trazado.