El Gobierno nacional le solicitó ayer a la jueza del distrito sur de Nueva York, Loretta Preska, que cierre dos juicios iniciados por holdouts que no ingresaron a los canjes de deuda lanzados por el kirchnerismo.

De acuerdo al analista Sebastián Maril, el primero fue "por falta de actividad en negociaciones con el acreedor" y el segundo "por haber llegado a un acuerdo".

De acuerdo a la última información difundida por el Gobierno, aún quedaban por cerrarse demandas por u$s1.080 millones, "de los cuales el 39% se encuentra prescripto".

"Se han cerrado el 92% de las causas judiciales en los tribunales de Nueva York por un monto total de u$s327 millones (incluyendo un equivalente a u$s30 millones por causas en monedas diferentes al dólar estadounidense)", había señalado la jefatura de Gabinete.