Un informe publicado ayer por Iaraf alertó por el estrés fiscal que enfrentan las provincias en el 2019, tras un 2018 de superávit generalizado. "En 2018, frente a la caída de ingresos reales, las provincias bajaron el gasto real en mayor medida. Esa dinámica permitió pasar de un déficit primario a superávit primario, pero era una estrategia de improbable sostenimiento para el año en curso", destacó.

Y agregó: "El año 2019, a diferencia del año pasado, es un año eleccionario, por lo que se aprecia que en general las provincias acelerarán sus gastos, sobre todo los corrientes, como el gasto en personal. Si una provincia está aumentando sus erogaciones en términos reales, la licuación del superávit es más acelerada todavía. Por tomar un caso de notoriedad reciente, Chubut es una provincia que está atravesando un momento complicado en lo que respecta a sus finanzas públicas".

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos