La producción de vehículos en Brasil llegó en enero a las 216.834 unidades, lo que supone un incremento interanual del 24,6%, impulsado por las exportaciones, que marcaron un récord para ese mes, informaron las empresas del sector. Las cifras del sector automotor reflejaron la leve mejoría en los índices macroeconómicos que registró Brasil el año pasado tras la profunda recesión entre 2015 y 2016, que provocó una caída del Producto Bruto Interno (PBI) de más del siete por ciento.

"Estamos saliendo de aquella fase más depresiva" y si bien "es un número bien razonable para enero, estuvimos en la media de los últimos diez años", afirmó en declaraciones a medios Antônio Megale, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea). El aumento en la producción en enero fue posible en gran parte por el buen desempeño que tuvo el sector exportador, pues fueron enviadas al exterior 47.029 unidades, lo que supone un nuevo récord para ese mes al superar la marca de las 46.000 fabricadas en 2006.