El costo del transporte de carga aumentó en enero 2,61 por ciento, impulsado por el incremento en el precio de los combustibles, informó hoy la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas ( Fadeeac).

El Indice de Costos que elabora cada mes la entidad reveló que enero de 2018 “comenzó con otra fuerte suba para el transporte de cargas”, que “cuesta un 2,61 por ciento más que a fines de 2017”.

“El fuerte incremento se relaciona estrechamente con el nuevo ajuste en los combustibles del 4,80 por ciento, uno de los principales insumos del sector”, indicó la Fadeeac en un comunicado. 

El informe sostuvo que la suma de casi cinco puntos porcentuales en el combustible comprende tanto el segmento minorista como mayorista del gasoil, que acumula un contundente incremento del 20 por ciento en los últimos cuatro meses. 

Otros de los indicadores que arrastraron el alza los costos en enero fueron el material rodante, con un 5,88 por ciento extra, y las reparaciones, que salen un 4,06 por ciento más en línea con la crecida del dólar.

El análisis añadió que los lubricantes treparon un 3,5 por ciento y los neumáticos -rubro de menor aumento en 2017- registró una suba de 1,69 por ciento. El costo de personal, en tanto, exhibió un ligero aumento del 0,15 por ciento de acuerdo con una variación en los costos de capacitación y el pago de los psicofísicos.

En cuanto a los costos fijos, sobresalió el incremento anual por patentes, de 30,7 por ciento, mientras que seguros, gastos generales y peaje no sufrieron modificaciones en relación a diciembre, pero el costo financiero creció un 2,37 por ciento.

El índice mide once rubros que impactan de manera directa en los costos de las empresas de transporte de cargas de todo el país, y es referencia en buena medida para la fijación o ajuste de las tarifas del sector.