La producción del biodiésel y bioetanol crecerá en 2018 traccionada por el consumo doméstico, según consignó un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). El análisis estimó, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), que crecería en la Argentina 8,8% anual la producción de biodiésel que podría incrementarse un 3,7% en el 2018 para llegar a 3.050 millones de litros.

La cantidad de aceite de soja destinado a la producción de biodiésel aumentaría en 100 mil toneladas a 2,74 millones de toneladas. “El sector productor de bioetanol podría ver crecer su producción en un 5,6%, a 1.120 millones de litros, mientras que la tasa de corte se incrementaría levemente a 11,7%, acercándose a la tasa de corte del 12% establecida por decreto.

"Habrá que ver lo que sucede con las exportaciones a la Unión Europea, los efectos del aumento en las retenciones al biodiésel y la nueva estructura de precios que se fije para el etanol”, consideraron los autores del informe. Los economistas Patricia Bergero, Julio Calzada y Franco Ramseyer destacaron que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos tiene una visión de la situación y proyección de los biocombustibles en Argentina, lo cual realiza a través del “Informe Anual sobre Biocombustibles en Argentina”.

El reporte lo preparan funcionarios del Servicio Agrícola Exterior, oficina del USDA en Buenos Aires, quienes estimaron que la producción argentina de biodiesel 2018 aumentaría un 3,7% frente al año 2017. La producción nacional de biodiésel en el año 2018 ha sido proyectada por el organismo en 3.050 millones de litros, un 3,7% por encima de los 2.940 millones que se habrían generado en el año 2017 y sutilmente por arriba de 2016, que hasta ahora es el año récord. Las exportaciones de biodiésel se mantendrían sin cambios en el 2018 respecto al año anterior, mientras que el consumo doméstico aumentaría un 8,8%.

“Los incrementos de producción y consumo interno en un contexto de exportaciones constantes harían que la relación exportaciones sobre producción retroceda de 58% en 2017 a 56% para el 2018, por lo que, lógicamente, el cociente del consumo doméstico sobre producción aumente en similar magnitud, 42% a 44%”, dijeron los especialistas de la BCR.

De la hoja de balance del etanol de Argentina, elaborada por los funcionarios del USDA, se desprende que hubo un aumento interanual de 19% en la producción de etanol 2017, previéndose un incremento de 5,6% para 2018 con la obtención de 1.120 millones de litros. En 2017, la producción de etanol ascendió a 1.060 millones de litros, 19% por encima de los 890 millones del 2016 y 30% más que lo obtenido en el 2015.

La estimación del USDA para la producción de bioetanol en el 2018 prevé una suba del 5,6% interanual, ascendiendo a 1.120 millones de litros. Varios factores estarían detrás del incremento, mencionándose la demanda récord de nafta, la ampliación de la capacidad productiva y el aumento en la tasa de corte decretado por el gobierno en 2016.

En cuanto al uso de materia prima, en el 2017 el uso de caña de azúcar tuvo mayor peso ya que habría crecido un 24% respecto al año anterior llegando a 1,9 millón de toneladas, mientras que el uso de maíz habría aumentado un 14% totalizando 1,4 millones.