El precio del petróleo bajó netamente ayer con los inversores más tranquilos por la falta de escalada militar en Siria luego de los bombardeos llevados a cabo por Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

En Londres, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega en junio cerró a 71,42 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE), lo que representa una baja de 1,16 dólares respecto al cierre del viernes.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) perdió 1,17 dólares a u$s66,22.

El crudo terminó la semana pasada a su más alto nivel desde diciembre de 2014 por las tensiones geopolíticas en Siria.

"Temíamos una escalada militar. Pero pese a las amenazas de los rusos, no pasó nada después de los ataques", dijo James Williams de WTRG.

Por su parte, la Administración de Información sobre Energía pronosticó ayer que la producción de petróleo esquisto en Estados Unidos aumentará en 125.000 barriles diarios en mayo, hasta los 6.996 millones.

Los inversores optaron por tomar ganancias después de que la pasada semana el Brent alcanzara su nivel máximo desde noviembre de 2014, según los analistas.