El Gobierno de Jujuy informó hoy sobre una inversión de unos u$s60 millones para producir baterías de litio en la Provincia, por parte de una asociación público-privada.

 El gobernador radical Gerardo Morales anunció la iniciativa que  será ejecutada entre el Estado jujeño a través de la firma JEMSE  ( Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado) y la compañía italiana SERI. 

Esta asociación avanzará con la instalación de una planta de  ensamble en el Parque Industrial de Perico, en el kilómetro 23 de  la Ruta Nacional N°66. 

Morales y su Ministro de Producción, Juan Carlos Abud Robles, hicieron gestiones en Italia para obtener el socio para la  instalación de la fábrica de baterías y celdas de litio. 

El acuerdo fue rubricado por Federico Vitali, presidente del  Grupo SERI de Italia; José María Palomares, presidente de JEMSE; y Pablo Tarantini, director general de Inversiones de la Agencia Argentina de Inversiones, entre otros. 

Con el acuerdo se constituyó la empresa Jujuy Litio SA, que  trabajará de forma conjunta con el Instituto del Litio para  incorporar la tecnología y para velar por la correcta transferencia, desarrollo e investigación de todo el proceso del litio.

La provincia norteña tiene una producción de 17.000 toneladas  anuales que equivale a un 10% de litio químico en el mundo y el objetivo de Jujuy es alcanzar las 100.000 toneladas anuales en cinco años.

En los primeros veinte meses, la inversión será de 60 millones de dólares y el empleo directo será de 60 puestos directos y más  de 250 indirectos, solo en el primer módulo. 

“Esa cantidad se multiplicará por tres o cuatro aproximadamente  cada módulo, acompañado por el arribo de nuevos inversores que se  verán atraídos por la capacidad del mercado”, dijo el gobierno jujeño. 

La demanda mundial de litio es de 200 mil toneladas y crece a  un ritmo de 20% anual, por lo que con la apertura de esta nueva planta,  Jujuy tiene la oportunidad de responder mejor al mercado internacional.