El director general de Aduanas, Diego Dávila, anunció ayer la digitalización del "Manifiesto de Carga de Importación", con el fin de generar un "importante ahorro" a los operadores y mejorar el "control y la fiscalización de la mercadería" que ingresa a los puertos. La implementación del Manifiesto se pondrá en marcha a partir del 20 de agosto próximo, y Dávila estimó que para fin de año todos los manifiestos presentados se harán en forma unificada y digital.

Este sistema implica la digitalización de más de 70.000 documentos que se hacen por mes y más de 850.000 al año, según destacó Dávila, que presentó el Manifiesto junto a Agustín Laurnagaray, director de Reingeniería de Procesos Aduaneros y Javier Zabaljauregui, subdirector general de Operaciones Aduaneras Metropolitanas. El nuevo sistema fue consensuado con las principales entidades del sector, tras reuniones realizadas con la Asociación Argentina de Agentes de Carga Internacional, el Centro de Despachantes de Aduana y el Centro de Navegación.

Dávila explicó que el nuevo sistema on line "aportará una mejora en los dos pilares fundamentales como el control y la fiscalización, con lo que se podrá fiscalizar mejor el comercio de mercaderías". Con los cambios la Aduana también reducirá a la mitad la cantidad de datos a completar referidos a la información anticipada.

Señaló además que todos los contenedores que "vengan al puerto de Buenos Aires van a tener una información de origen, lo cual permitirá un ahorro de 30 a 50 dólares por trámite a los operadores". Según destacaron esta implementación facilita tanto el comercio exterior como el transporte marítimo, ya que elimina el papel, reduce los costos de circulación -ya que los dueños de las embarcaciones no ya tendrán que dirigirse al puerto para llevar las documentaciones- y se unifican las presentaciones de información que debían realizar para declarar la carga de los barcos.

"Estamos hablando de simplificarle muchos trámites y evitando aproximadamente 850.000 papeles por año", destacó. Además, sostuvo que "se mejorará también y se aumenta el control sobre la trazabilidad de la mercadería". Otro factor clave será la reducción en los tiempos para retirar la mercadería del puerto, que será mucho más rápida que ahora ya que al amarrar, la Aduana ya cuenta con toda la información previa de lo que contienen los containers.

Por otro lado, el funcionario anunció también que en una comisión de la que participan Aeropuertos 2000, Aerolíneas Argentinas, la policía aeronáutica, la empresa Intercargo y la dirección de Migraciones, estudia medidas para agilizar los trámites aduaneros de pasajeros. "Se está trabajando para la implementación de sistemas que le faciliten la vida a los pasajeros y puedan salir lo más rápido posible achicando los tiempos desde que toma su valija de la cinta hasta su salida de la estación aérea", señaló.