Los inversores externos comienzan a preocuparse por las finanzas de la Argentina, a medida que el nivel de poder del presidente Mauricio Macri parece evaporarse. Tres años después de haber llegado a la Casa Rosada con promesas de reducción de la inflación y crecimiento de la economía, Argentina está de nuevo en una recesión y la inflación ha sobrepasado el 50%.

Como resultado, su predecesora, la líder populista Cristina Fernández, ha regresado a las encuestas con resultados sorprendentes y ahora se enfrenta con Macri en las elecciones del 27 de octubre, señaló en una nota Yahoo Finanzas en base a una información de Bloomberg.

La probabilidad implícita de impago en los próximos cinco años aumentó a 61%, de acuerdo con la negociación de swaps de incumplimiento crediticio. Hace apenas un año, esta cifra era de 23 por ciento. El peso argentino, que ya era la moneda de peor desempeño en el mundo, sigue perdiendo posiciones frente al dólar.

La venta masiva del mercado está exacerbando la situación a medida que el aumento de los costos de los préstamos y el debilitamiento del peso se traducen en mayores expectativas de inflación, lo que erosionó el apoyo a Macri, escribieron analistas de JPMorgan. El "circuito de retroalimentación negativa", sumado a una inflación peor que la esperada, son los principales impulsores de la terrible situación de Argentina, agregaron los economistas Diego Pereira y Lucila Barbeito. "El mercado parece estar buscando un interruptor automático para ese circuito de retroalimentación negativa", dijeron los analistas.

Las encuestas muestran cada vez más que Macri podría perder frente a Cristina Fernández de Kirchner, quien probablemente daría marcha atrás con la política económica de Cambiemos. La tasa de aprobación de Macri está alrededor de 30%, mientras que la de la ex presidenta aumentó a 36% en las últimas semanas.

El rescate financiero del FMI no logró estabilizar al país. La inflación -que aparece con claridad como la mayor preocupación para los electores- llegó a 55% en marzo, el nivel más alto durante la presidencia de Macri, y el peso argentino ha caído 18% en lo que va del año, el peor resultado en los mercados emergentes del mundo.

Funcionarios del Banco Central de la República aseguran haber hecho hasta lo imposible por contener la inflación, pero sin resultado. Las tasas de interés llegaron a 73%, las más altas del mundo, aunque los formuladores de política hayan congelado el monto de dinero en circulación. Hasta ahora, no tienen una respuesta frente a las preocupaciones políticas que agitan al mercado, aseguran Yahoo Finanzas y Bloomberg.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos