Ayer durante la celebración del 134° aniversario de la Bolsa de Comercio de Rosario, su presidente, Alberto Padoán, alertó por la preocupación del sector agroindustrial a partir del freno en la baja de las retenciones, el cual se entiende fue un "castigo" para un sector que aporta divisas a la economía nacional.

En su discurso Padoán remarco que la medida "fiscal causa gran preocupación por los efectos que su implementación provocará en la cadena de comercialización de la oleaginosa", dado que "no contempla aspectos básicos del proceso de ventas al exterior de granos y productos agroindustriales, como los aceites y harinas proteicas, que representan, aproximadamente, un tercio del total de las exportaciones argentinas".

Para la BCR, "el castigo al principal complejo exportador de la economía nacional no sólo no beneficiará a nadie, sino que agravará el déficit comercial, limitará la principal fuente de obtención de divisas y potenciará la vulnerabilidad de la macroeconomía argentina".

Además Padoán pidió por una mayor apertura para biodiésel en el mercado interno tras los cierres externos.