La Bolsa porteña está ultimando detalles para salir a licitar el primer tramo del 15% de sus acciones al mercado local. La operación será dividida en dos partes, la primera del 5% en las próximas semanas y el 10% restante más adelante, por un total estimado de unos u$s100 millones.

“La salida es inminente y se pagará el precio que diga el mercado, que sabe que no puede estar por debajo de los $250 por unidad”, explicó el titular de la entidad, Adelmo Gabbi, ante la consulta de BAE Negocios.

Se tratará de una licitación que no se llevará adelante por medio de la plataforma utilizada por el BYMA, la Millenium, sino por otra. Habrá un tramo competitivo y otro no competitivo para inversores minoristas, aunque también hay expectativas de que participen fondos extranjeros, como ya ocurrió cuando el Bovespa adquirió acciones del Mercado de Valores (Merval).

Gabbi habló con la prensa en el marco del acto organizado ayer por Bolsas y Mercados Argentinos (Byma), que contó con la participación del presidente Mauricio Macri.

El mandatario repasó el discurso que había brindado el lunes en el Centro Cultural Kirchner cuando presentó su paquete de reformas, sobre las que dijo que esperaba “en las próximas semanas” alcanzar acuerdos con todos los sectores de la economía y la política en relación a estas propuestas.

Macri fue muy aplaudido en el recinto a pesar de que la reforma tributaria que impulsa incluye un nuevo impuesto para la renta financiera de las personas físicas.

“El sector financiero también tiene que ceder”, señaló el titular del BYMA, Ernesto Allaria, quien anticipó que desde ahora hasta abril o mayo espera que unas diez empresas empiecen a cotizar en el mercado mediante Oferta Pú- blica Inicial (OPI).

“Los inversores extranjeros estuvieron llamando”, añadió el gerente general de BYMA, Jorge de Carli. “Hay muchos inversores extranjeros comprando y eso va a seguir”, contó Allaria.

En el caso de las acciones de la bolsa porteña, los operadores puntualizan que será al estilo de lo que hizo el banco Supervielle, cuando uno de sus accionistas se desprendió de sus papeles para que comiencen a cotizar en la plaza bursátil.