La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) manifestó hoy su "preocupación por la emergencia climática" que sufre el norte santafesino y planteó la necesidad de que se declare "zona de emergencia o desastre agropecuario" a los departamentos afectados, informó la entidad.

A través de un comunicado, la BCR puntualizó que "esta adversidad golpea en particular a los sectores más vulnerables, que obviamente son los que han sufrido con mayor intensidad los embates del desastre climático".

Los departamentos 9 de Julio y General Obligado, situados al norte de la provincia de Santa Fe, son los más afectados por los excesos hídricos que provocaron casi dos centenares de evacuados y miles de hectáreas inundadas. 

A la vez, la Bolsa señaló que "este tipo de acontecimientos ponen de manifiesto la necesidad de contar con una planificación a largo plazo en materia de infraestructura" y reclamó esas tareas a "los gobiernos nacional y provincial, para avanzar en la consecución de soluciones definitivas".

La entidad con sede en Rosario también planteó que es necesario sancionar a quienes realizan obras clandestinas en beneficio propio pero en desmedro del conjunto.

"Ante la coyuntura, se impone incrementar los controles y sanciones por parte de las autoridades a aquellas acciones individuales o grupales que violen la normativa vigente, como canalizaciones clandestinas u obras hidráulicas no autorizadas, que afectan poblaciones y explotaciones agropecuarias", sostiene el comunicado.

Por último, la BCR expresó que "confía en que prontamente las autoridades declararán zonas de emergencia o desastre agropecuario en los departamentos y distritos más afectados que aún no hayan sido catalogados bajo esta figura".

Y agregó que de ese modo "los productores localizados en esas zonas pueden verse eximidos de pagos de impuestos y, de ser necesario, resultar beneficiados con asistencia financiera".