Impulsado por recompras selectivas de posiciones, el S&P Merval cerrar la cuarta rueda de la semana con una leve suba del 1%, por arriba de los 35.800 puntos. "El índice se mantiene entonces en el tramo medio del rango que marcamos como piso -32000/32500 pts- y resistencia -37.500/38.000 pts- para el corto plazo", explicó un informe de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

En el panel líder de la plaza local, Grupo Financiero Valores subió 5,11%, Transener 5,05%, Holcim 4,66%, Cablevisión 4,40% y Grupo Financiero Galicia ganó 3,88%. En sentido contrario, Cresud perdió 2,69%, Central Puerto 2,17%, Aluar 1,86%, Telecom Argentina 0,75% y Grupo Supervielle 0,52%.

Tras el desplome de ayer, los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street terminaron con mayoría de alzas lideradas por Despegar (7,8%), Corporación América (5,5%), Telecom Argentina (3,2%), Grupo Financiero Galicia (3,2%) y Ternium (2,6%). Las únicas cinco acciones que registraron pérdidas fueron para IRSA Propiedades Comerciales (-2,9%), Cresud (-2,2%), Central Puerto (-2,1%), Banco Supervielle (-0,3%) y Tenaris (-0,1%).

El analista de Rava Bursátil, Ariel Guzmán, señaló que la rueda terminó con un "tibio avance" y resaltó que "ayer presentaron sus estados contables trimestrales Transener y Transportadora de Gas del Sur, afectando positivamente en la cotización de ambas, especialmente en Transener que fue la que apuntaló".

En el segmento de renta fija, los bonos en dólares "continúan reflejando las dudas de los inversores respecto a la sostenibilidad de la deuda, así operaron ofrecidos desde el inicio de la jornada dejando bajas de entre 20 y 40 centavos de dólar en promedio para toda la curva", comentaron desde grupo SBS.

Y agregaron que  "la deuda soberana en pesos, aunque con bajo volumen negociado, operó ofrecida dejando bajas de entre 1% y 3% en promedio tanto para el tramo CER como floaters". De esta manera, el riesgo país avanzó 2,14% hasta los 2.331 puntos básicos como respuesta a la mala performance de los títulos nominados en moneda extranjera.

Te puede interesar:

 

"Las declaraciones del FMI aumentaron la presión. Desde el organismo aseguraron estar listos para iniciar las negociaciones con el presidente electo y su equipo durante el periodo de transición, pero pidieron un plan económico antes de pensar en la reactivación del programa por USD 57.000 millones. El principal vocero del FMI, Gerry Rice, aseguró que antes que nada debe existir un programa del gobierno electo que demuestre la sustentabilidad de la deuda, lo que podría indicar que la negociación con los acreedores es necesaria para cualquier acuerdo con el Fondo", puntualizó PPI.

 

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos