La Comisión Nacional de Valores ( CNV) terminó de cerrar el cerco sobre el "rulo", la operatoria que se había convertido en furor tras los controles cambiarios aplicados por el Gobierno a principios de mes y que en sólo minutos permitía obtener ganancias de hasta 7% en pesos.

El organismo regulador del mercado estableció que los valores negociables en dólares sólo podrán ser adquiridos para su liquidación en el plazo de 48 horas. Es decir que quienes compren bonos especie D estarán obligados a conservarlos al menos por dos días antes de venderlos.

A su vez, la CNV resolvió que "los valores negociables acreditados por esa compra no podrán ser transferidos para cubrir la liquidación de una operación de venta en pesos hasta haber transcurrido cinco días hábiles contados a partir de la acreditación de dichos valores negociables". Esto significa que habrá que sumar una semana más para poder cerrar el rulo.

Esto claramente aumenta el riesgo del arbitraje que se había vuelto un boom en los últimos días, ya que a partir de estas regulaciones el inversor queda expuesto a las variaciones en la cotización de los títulos, sometiéndose así a la posibilidad de obtener pérdidas en lugar de ganancias.

A través del "rulo", los inversores buscaban sacar ventaja del desarbitraje entre el valor del dólar oficial y el dólar MEP, generado por los controles cambiarios aplicados sobre el final de agosto por el Gobierno. Hacían falta sólo tres pasos: una persona compraba dólares a través del home banking o la plataforma de alguna Sociedad de Bolsa, utilizaba esos billetes para comprar bonos que cotizan dólares (el preferido era el Bonar 24 D) y luego vendía el título en su versión en pesos. En sólo minutos, de acuerdo a los precios de principios de semana, llegaba a obtener una ganancia de hasta 7% en pesos.

El furor por el rulo generó un aumento exponencial en la cantidad de operaciones con bonos en dólares; en el caso del Bonar 24 -el más utilizado para esta operatoria- pasaron de menos de 10.000 antes del cepo a más de 71.000 el miércoles.

La resolución publicada por la CNV ayer, luego de una extensa reunión durante la noche del día anterior, termina de completar el plan del Banco Central de ponerle freno al rulo, en su intento por quitarle presión al dólar. El miércoles la autoridad monetaria había determinado que las personas humanas que adquieran dólares deberán mantenerlos en su poder durante cinco días hábiles antes de poder utilizarlos para comprar bonos o acciones.

Tras las nuevas regulaciones, a partir de ahora se necesitan 12 días en total para poder cerrar el rulo.

El mercado se despide así de una operación que era ganancia asegurada en tan sólo minutos. Ayer el número de operaciones con Bonar 24 en todas sus versiones se redujo a poco más de 26.000 contra las más de 71.000 de la jornada previa.

La resolución de la CNV, que entrará en vigencia hoy a partir de su publicación en el Boletín Oficial, determina además que los agentes de liquidación y compensación deberán contar previamente con una declaración jurada del inversor que manifieste que los dólares utilizados para la compra de los títulos no provienen de una operación de Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) realizada en los últimos cinco días hábiles.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos