El presidente Alberto Fernández confirmó este viernes que discute con la Ciudad de Buenos Aires una rebaja del porcentaje de coparticipación federal, idea que defendió con el argumento de que "hay que poner en orden las cuentas del Estado nacional", mientras desde el Ejecutivo porteño reivindicaron el diálogo como vía para encontrar un consenso.

"Hay que poner en orden las cuentas del Estado nacional, que han quedado bastante desordenadas", dijo Fernández tras confirmar ante periodistas en la Casa de Gobierno que se está discutiendo con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, una rebaja porcentual de la coparticipación federal que recibe la ciudad.

El secretario de Prensa y Comunicación de la Presidencia, Juan Pablo Biondi, había dicho un rato antes que la medida se daba en el marco del "contexto de emergencia" que atraviesa el país, y en la búsqueda de "consenso con todos los sectores" y de un "equilibrio general" en todo el territorio.

Rodríguez Larreta ratificó su "vocación de seguir manteniendo un diálogo constructivo e institucional con el Gobierno nacional", remarcó que su deber es “garantizar los servicios y el buen funcionamiento de la Ciudad" y juzgó que “sin dudas, la mejor manera de lograrlo es a través de la búsqueda de consensos".

"Vamos a seguir avanzando en este sentido para encontrar entre todos la mejor forma de trabajar por el bien común de los argentinos. Ese camino ya lo iniciamos, tanto con el presidente como con el ministro del Interior y funcionarios de su gobierno, con los que venimos hablando muy positivamente desde el comienzo de su mandato", afirmó Rodríguez Larreta.

En términos similares se expresó en Mar del Plata su vice, Diego Santilli, que dejó en claro que se mantiene "el diálogo" con el Ejecutivo nacional "en busca de un acuerdo".

Por su parte, algunos referentes de Juntos por el Cambio criticaron con dureza la medida, entre ellos la ex ministra de Seguridad y ahora presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien usó las redes sociales para lamentar que "No vuelven mejores", en un juego de palabras con una frase varias veces dicha por Fernández en campaña.

"La Constitución es taxativa: el traspaso de funciones es con recursos. Cambiar las reglas de juego y sacarle la coparticipación a CABA cuando presta el servicio de Policía es una clara extorsión. Vuelven al látigo y la billetera contra las provincias y CABA", tuiteó Billrich.

El ex senador nacional Miguel Angel Pichetto denunció, también a través de Twitter, la que considera la mecánica del Gobierno en el tema: "Trato de enemigos: a los amigos le adelantamos coparticipación; a los enemigos se la quitamos".

Los diputados de la Ciudad Maximiliano Ferraro y Emiliano Yacobitti dijeron que se trata de una "decisión arbitraria" que "afectaría los derechos de millones de ciudadanos".

En diálogo por radio La Red, Yacobitti indicó que si se avanza con la idea se trataría de una "decisión arbitraria" y advirtió que las versiones sobre una quita dejó al oficialismo capitalino "en alerta" porque esa medida quitaría "41 mil pesos por habitante".

Ferraro, en tanto, explicó que "la autonomía de la ciudad es garantía para la República y con su prosperidad, cosmopolitismo, diversidad y libertad, aporta solidariamente al progreso de todo el país".

A su turno, el legislador porteño Sergio Abrevaya (GEN) sostuvo que la medida es "una estafa" y acusó al Gobierno nacional de querer "colapsar a la ciudad" . El legislador además aseguró que "los gobernadores multimillonarios ven disminuidos sus ingresos y se los quieren sacar a la Ciudad, pero esta vez vino lo peor. Como no les funciona el impuestazo en la provincia de Buenos Aires, en vez de devolverle la plata que le sacó, la Nación se la quiere sacar a la Ciudad".

Según fuentes oficiales, aún "no está definido el monto ni cuándo se efectivizará esa baja", pese a que versiones periodísticas hablaron hoy de un porcentaje ya convenido que podría ser de al menos un punto, un equivalente a más de 30.000 millones de pesos.

El ministro de Interior Eduardo "Wado" De Pedro se reunió esta semana con Rodríguez Larreta en una charla con "agenda abierta, en la que la coparticipación fue sólo uno de los temas que abordaron", coincidieron en señalar a Télam fuentes de las dos partes.

En enero de 2016, a poco de haber asumido, el ex presidente Mauricio Macri aumentó por decreto la coparticipación que percibe la ciudad de Buenos Aires de 1,4 a 3,75%, cuando le traspasó unos 20.200 policías. Pacto Fiscal mediante, el porcentaje luego se redujo a 3,5 puntos.

Ahora es el presidente Alberto Fernández quien, también a través de un decreto, busca reducir los fondos que Nación le gira a la Ciudad en al menos 1 punto.

Durante la campaña, tanto el Presidente como la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, habían anticipado que iban a tomar una medida de este tipo si ganaban la elección, porque evaluaban eran desiguales los fondos per cápita que percibe Capital Federal respecto a otras provincias.