La Ciudad de Buenos Aires emitió una serie de letras en pesos por unos 3.850 millones de pesos, que pagaron tasa de hasta 26%, lo que fue considerado por fuentes oficiales como "una buena colocación". La emisión es una refinanciación de los 3.800 millones en letras que vencieron ayer.

Se tratan de tres títulos en pesos adjudicados ayer en el segmento competitivo, que definió la tasa de corte, y el no competitivo. La oferta total recibida para los tres bonos fue por 6.647 millones de pesos.

Para el primer caso, la letra establecida a tasa de 25,86% a 71 días, recibió una cantidad de ofertas valuadas en 4.000 millones, de los cuales fueron adjudicados 1.520 millones. La segunda letra, con una duración de 99 días y con una tasa de 25,90%, recibió ofertas por 1.620 millones de pesos de los cuales fueron adjudicados 1.387 millones. Por último, la letra a 190 días fue establecida con una tasa de corte de 26%, tuvo una oferta que fue adjudicada en su totalidad, por 947 millones de pesos. En el plazo más corto, las letras pagaron un punto menos que las Lebac, mientras que a largo plazo ofreció más rendimiento.

El nivel de endeudamiento de la Ciudad de Buenos Aires creció de 37% durante 2017, explicado por el salto en el stock de títulos públicos, que pasó de 38.256 millones de pesos a 51.378 millones, mientras que los pasivos con organismos internacionales pasaron de 3.968 millones a 6.384 millones.