En un escenario de fricciones en torno al acceso a los mercados, la Comisión Europea (CE) informó ayer sobre las negociaciones para un acuerdo comercial con el Mercosur, en las que se produjeron ciertos avances en otros de los ejes como las normas sanitarias.

Luego de que la Dirección General de Comercio de la CE publicara en su página web el informe sobre la ronda de negociaciones del 29 de noviembre al 8 de diciembre en Bruselas, fuentes del Mercosur detallaron a BAE Negocios que "en el capítulo de las normas sanitarias y fitosanitarias, ya existe consenso en los trámites de preinscripción y auditorías, con lo que una gran parte de la discusión está saldada".

Asimismo, las fuentes que participan de las conversaciones aseguraron que "se obtuvieron adelantos en el segmento de las reglas de origen (de productos o materias primas), un área donde hay conflicto en el origen de productos pesqueros". El informe da cuenta de que las reglas de origen de productos específicos, como textiles y químicos, están avanzadas como también en productos agrícolas procesados.

Las principales dudas, desde el Mercosur, radican en sectores como maquinaria, acero, cristal y papel, detallaron a este diario. En el capítulo de vinos y bebidas espirituosas, los grupos negociadores revisaron las propuestas de la UE y el Mercosur y también una lista de términos usados en el bloque latinoamericano. "Si bien hubo progresos, las indicaciones geográficas mostraron tensiones en las últimas cumbres", dijeron desde el Mercosur.

Otro ítem que no aparece en el informe de la CE y frena los resultados parciales es el de las patentes medicinales, donde la Argentina se opone a la prórroga de la exclusividad a 20 años.