Las empresas distribuidoras de gas de la región centro y norte de país plantearon ayer un incremento de entre el 44 y el 50 por ciento de las tarifas a partir del 1º de abril, en una nueva audiencia pública que se realizó en la ciudad de Tucumán. En tanto, el defensor del pueblo bonaerense se presentó en la justicia para frenar los ajustes.

La audiencia es la segunda de esta semana, luego de la realizada el martes en la ciudad de Bahía Blanca para la región sur, y previo a la que se efectuará hoy en la Capital Federal para el área metropolitana bonaerense.

Del encuentro de ayer, que se desarrolló desde las 9 en la Sociedad Rural de Tucumán, participaron las empresas Gasnor, Distribuidora Gas del Centro, Distribuidora Gas Cuyana y Transportadora Gas del Norte.

En tanto, la Defensoría del Pueblo bonaerense expresó ayer su rechazo al nuevo cuadro tarifario del gas, que contempla aumentos del 43 por ciento, según lo presentado por las distribuidoras ayer en la audiencia pública realizada en la ciudad de Bahía Blanca, por lo que adelantó que recurrirá a la Justicia para frenar el incremento.

“Estos aumentos agravan la pobreza energética que sufre Argentina, ya que más vecinos destinan un alto porcentaje de sus ingresos para costear el pago de los servicios públicos”, precisó el secretario de Obras y Servicios Públicos de la Defensoría, Jorge Ruesga.

El representante de la Defensoría sostuvo que el organismo que conduce Guido Lorenzino “se opone a este nuevo cuadro tarifario, por lo que va a recurrir a las instancias judiciales que sean necesarias para frenar este aumento”.