La Reserva Federal Estadounidense decidió esta tarde una rebaja de 0,25% en las tasas de interés y las fijó en un rango de fluctuación de entre 1,75% hasta 2%. De esta manera, el banco central norteamericano anotó el segundo recorte consecutivo tras más de una década de política monetaria contractiva.

Jerome Powell, director del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC), dará una conferencia de prensa en dónde argumentará la decisión tomada por la entidad. La medida se da en el marco de las fuertes presiones del presidente de EE.UU., Donald Trump, hacia el organismo y un temor ante un posible ciclo rescesivo mundial.

La economía de  Estados Unidos avanzó a un ritmo anual del 2% en el segundo trimestre de 2019, según el primer cálculo de la evolución del producto bruto interno en ese periodo, una señal de ralentización después de haber registrado un 3,1% en el primer trimestre.

Días atrás, Trump criticó fuertemente a los funcionarios de la FED y los tildó de "idiotas" por no llevar la tasa de política monetaria a cero. "La Reserva Federal debería bajar nuestras tasas de interés a cero, o menos, y deberíamos entonces empezar a refinanciar nuestra deuda. El costo de intereses podría rebajarse mucho, mientras al mismo tiempo alargar sustancialmente los plazos", afirmó en el jefe de Estado estadounidense en su cuenta de Twitter.

¿Cómo impacta en la Argentina?
 
"A grandes rasgos, la decisión de la FED no afectará financieramente a la Argentina en lo más mínimo porque estamos fuera de los mercados y, aún más, en este contexto doméstico" manifestó el economista Federico Cohen a BAE Negocios.
 
Sin embargo, Cohen descartó un efecto favorable en el corto plazo aunque en el plano comercial sí podría verse beneficiado. "Por el lado comercial, sí podría tener un impacto pero en función a cómo se muevan las monedas del resto de los países emergentes y sus principales socios comerciales" agregó.
 
Te puede interesar: