El candidadato de Donald Trump, para encabezar la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, adelantó ayer una posible suba de las tasas de interés en diciembre dada la mejoría económica a la vez que remarcó la fortaleza del sistema financiero estadounidense.

"Creo que el argumento para elevar los tipos de interés en nuestra próxima reunión se está consolidando", dijo Powell en su primera audiencia de confirmación ante el Comité Bancario del Senado.

La Fed ha elevado en dos ocasiones los intereses a lo largo de 2017 hasta el rango actual de entre el 1 % y el 1,25 %, y sostendrá su última reunión del año el 12 y 13 de diciembre.

En esta cita, en la que la actual presidenta del organismo, Janet Yellen, ofrecerá su última rueda de prensa sobre política monetaria, los analistas esperan que el banco central anuncie un nuevo encarecimiento del precio del dinero, hasta el 1,25 % y el 1,5 %.

Powell alabó el trabajo realizado por Yellen, con quien ha trabajado desde 2012 como miembro de la Junta de Gobernadores, y adelantó un perfil continuista al frente de la Fed.

"Esperamos que los tipos de interés suban algo más y el volumen de nuestro balance gradualmente se reduzca", afirmó al reiterar la buena salud de la economía, que ha encadenado dos trimestres consecutivos de un ritmo de crecimiento por encima del 3 % anual y cuya tasa de desempleo se encuentra actualmente en el 4,1 %.

Powell, de 64 años, matizó que la cautela mantenida por la Fed ha sido beneficiosa, al recordar que han sido pacientes a la hora de retirar el estímulo monetario y esa paciencia ha funcionado bien.

En materia de tipos de interés, Powell no se espera que se salga del camino marcado por Yellen, pero sí que ha levantado suspicacias, dada su dilatada experiencia en bancos de inversión de Wall Street, la posibilidad de que dé marcha atrás a la reforma financiera conocida como Dodd-Frank e impulsada en 2010 por el expresidente Barack Obama, que aumentó la supervisión y regulación financiera.