La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos decidió hoy mantener sin cambios las tasas de interés que regulan el costo del dinero, dentro de un rango de entre 2,25% y 2,5%, y en el corto plazo no prevé llevar adelante nuevos incrementos -como sucedió en 2018- debido a que las perspectivas de crecimiento económico se debilitaron en los últimos meses.

La noticia fue bien recibida por el mercado en Buenos Aires: El S&P Merval subió 1,08% y cerró la jornada en 34.743,90 puntos, impulsado por el anuncio de la FED de mantener sin cambios las tasas de interés que regulan el costo del dinero y de la buena performance de los papeles de empresas energéticas y financieras.

El analista de Rava Bursátil, Eduardo Fernández, aseguró que a partir del anuncio "todos los mercados del mundo evidenciaron mayor firmeza. El mejor ambiente internacional se trasladó de inmediato a la plaza local, especialmente en el segmento de renta variable".

En el panel líder porteño, las ganancias fueron encabezadas por Mirgor (MIRG +3,55%), Cresud (CRES +2,93%), Banco Macro (BMA +2,72%), YPF (YPFD +2,51%) y Pampa Energía (PAMP +2,37%).

En sentido opuesto, las pérdidas fueron lideradas por Sociedad Comercial del Plata (COME -2,86%), Aluar (ALUA -2,56%), Transener (TRAN -2,51%), Cablevisión Holding (CVH -1,88%) y Transportadora de Gas del Norte (TGNO4 -1,75%).

Por el lado de la renta fija, los títulos públicos en dólares finalizaron prácticamente con totalidad de bajas acentuadas en el tramo largo de la curva de rendimientos de hasta 1,1% (AC17).

"Sin embargo, los bonos emitidos en moneda local, tanto los indexados por CER como los Badlar culminaron entre neutros y positivos, con avances de hasta 2,6% (PARP), indicó el informe diario de Portfolio Personal Inversiones.

La tasa, sin cambios

"El crecimiento económico se ha ralentizado de su sólida tasa registrada en el último trimestre del pasado año", sostuvo la  FED en un comunicado emitido al término de su reunión de política monetaria de dos días, en la que decidió que no habría cambios.

En concreto, el Banco Central de Estados Unidos rebajó las perspectivas de crecimiento al 2,1% para el corriente año, frente al 2,3% proyectado en diciembre pasado.

En ese marco, el presidente del organismo, Jerome Powell, reconoció "puede que pase un tiempo antes de que necesitemos ajustar la política monetaria", dijo Powell en una conferencia de prensa, tras el comunicado dado a conocer con la decisión tomada por el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC).

Según los especialistas, las palabras de Powell podrían significar que la  FED no volverá a ajustar la tasa de interés en los que resta de 2019, un escenario distintos al de tres meses atrás.

La  FED, en su comunicado de prensa, insistió en que el panorama económico aconseja continuar con el enfoque "paciente" a la hora de continuar con el gradual plan de suba del precio del dinero, señaló la agencia EFE.

La economía estadounidense se mantiene sólida, con una tasa de desempleo en febrero del 3,8%.

No obstante, en febrero se registró la menor cantidad de puestos de trabajo nuevos de los últimos 17 meses, con un total de 20.000, lo que expertos consideraron como la última señal de una desaceleración más amplia de la economía del país.

De hecho, el primer cálculo de crecimiento económico de Estados Unidos en 2018 fue del 2,9 %, el mayor ritmo desde 2015.