Funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos votaron unánimemente para dejar sin cambios las tasas de interés de referencia, mientras señalaron que seguirán encaminados a subir nuevamente los costos de endeudamiento este año, un día antes de que el presidente Donald Trump dé a conocer a quién nominará para dirigir el banco central del país norteamericano.

Datos recientes indican que “el mercado laboral ha seguido fortaleciéndose y la actividad económica ha estado aumentando a un ritmo sólido a pesar de las interrupciones relacionadas con los huracanes”, dijo el Comite de Mercado Abierto Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) en un comunicado el miércoles después de una reunión de dos días en Washington.

Los funcionarios no dieron señales de que sus expectativas de un tercer aumento de las tasas de interés este año se hayan descarrilado. La Fed repitió su evaluación de que, si bien la infl ación “podría mantenerse algo por debajo del 2 por ciento en el corto plazo”, se espera que se estabilice en torno al objetivo del 2 por ciento del banco central “a mediano plazo”.

Es probable que la declaración refuerce las expectativas para un alza en diciembre. Antes de conocerse el comunicado, los precios de contratos de futuros de fondos federales implicaban una probabilidad del 85 por ciento de un aumento de un cuarto de punto el próximo mes, cuando Janet Yellen tiene programado realizar su próxima conferencia de prensa.

Las cuatro alzas de tasas desde finales de 2015 se produjeron en reuniones que fueron acompañadas por una conferencia de prensa.

Ayer por la mañana, Trump reiteró los halagos a la actual presidenta de la Fed, a la que calificó de “excelente”, pero evitó confirmar si sería la nominada hoy. Y si bien el presidente de los EE.UU. ha hablado previamente en términos positivos de Yellen, quien encabeza la Fed desde 2014 tras ser nominada por el entonces presidente Barack Obama, los analistas apuntan a que tiene más opciones de sustituirla Jerome Powell, miembro de la junta de gobernadores del banco central estadounidense desde 2012.