La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos aumentó hoy por primera vez en 2018 las tasas de interés ante un sólido crecimiento económico y dio señales que será algo más agresiva en lo que resta del año y en 2019.

El flamante presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, encabezó su primera reunión de política monetaria en la cual se aumentaron las tasas en un cuarto de punto porcentual y quedaron en un rango de entre 1,50% y 1,75%.

En sus previsiones trimestrales, los miembros de la Fed estimaron que tras dos aumentos más, las tasas terminarán el año 2,1% como habían calculado en diciembre. Empero para 2019 planean otros tres posibles aumentos para cerrar en 2,9%.