La Comisión Europea lanzará la próxima semana una investigación respecto a si productores argentinos que exportan biodiésel hacia el bloque se están beneficiando de subsidios injustos.

La noticia fue confirmada por la agencia Reuters que aseguró que la análisis podría estar empezando el 30 o 31 de enero en respuesta a una queja del Directorio Europeo de Biodiésel.

La nueva investigación ofrecería otro canal para imponer aranceles efectivos al biodiésel importado después de que Argentina e Indonesia, ambos grandes productores, han presentado exitosos reclamos contra aranceles antidumping de la Unión Europea, que fueron fijados por cinco años en 2013.

El reclamo surgió meses atrás cuando el presidente de la Federación Francesa de Productores de Oleaginosos (FOP), Arnaud Rousseau, señaló: "Demandamos que haya un procedimiento de denuncia fasttrack" y agregó que "el gobierno argentino no aplica impuestos al biodiésel para la exportación, contrariamente al aceite de soja, al que aplica una tasa del 25 por ciento".

Hace poco el Consejo de la UE acordó retirar las apelaciones a la Corte Suprema Europea (ECJ, por sus siglas en inglés) sobre seis casos de derechos relacionados con las importaciones de Indonesia y Argentina. La industria local había ganado en primera instancia.