La actividad industrial se desplomó 6,1% en julio en comparación con igual período de 2018 y acumuló en los primeros siete meses una contracción del 7,6% en la misma medición, según un informe difundido hoy por la UIA.

El salto devaluatorio post PASO no será ajeno a una profundización en la caída de la actividad. "Los sectores que parecían haber encontrado un piso a su caída en los niveles de actividad productiva se verán afectados en los próximos meses por la coyuntura macroeconómica aún más complicada en términos de demanda y acceso al financiamiento" señala el comunicado.

Con relación a junio, en la medición desestacionalizada, la producción experimentó una leve recuperación del 0,3%, señaló la entidad fabril. Otro dato preocupante vinculado a la actividad manufacturera es la permanente caída en la cantidad de trabajadores de este sector.

El empleo registrado en la industria, por su parte, cayó 0,2% desestacionalizada con respecto al mes anterior (1.817 puestos de trabajo) y ya son diecinueve los meses consecutivos de caída.

En línea con las críticas de la Unión Industrial por la falta de crédito, el economista Leandro Mora Alfonsín señaló que la caída se debió en gran parte por "la falta de líneas de financiamiento diferenciadas para pymes" y destacó que "a este nivel de tasa para estabilizar la crisis cambiaria, afecta la cadena de pagos de empresas a proveedores y sueldos".

En términos interanuales, la industria registró 62.748 trabajadores formales menos (5,4%).

Cerca del 60% de los rubros industriales presentó caída interanual en sus niveles de actividad y el más afectado fue el sector automotriz, con un derrumbe del 47,8%.

"El resto de los sectores se contrajo de manera más moderada. La industria de metales básicos cayó 8,5% interanual mientras que la metalúrgica disminuyó un 7,7%", indicó la cámara empresaria.

La producción de papel y cartón se contrajo 5,1% en julio en la medición interanual, mientras que la actividad de edición e impresión lo hizo en 3,5%, aunque con heterogeneidad al interior del sector.

La producción de minerales no metálicos tuvo una caída menos pronunciada de 2,6% y en el caso de sustancias y productos químicos, la contracción también fue moderada (2,2%). Dentro de este sector, hubo un buen desempeño de agroquímicos y fertilizantes aunque las ventas en el sector farmacéutico se contrajeron 6,3% interanual.

Los sectores que amortiguaron la caída del indicador fueron la refinación de petróleo (6,7%), la producción de alimentos y bebidas (6,1%) traccionada por la molienda de oleaginosas, que se expandió 3,1%, productos del tabaco (2,9%) y el sector textil (1,7%).

En cuanto al comercio exterior, en julio las exportaciones de manufacturas de origen industrial cayeron 17,8% tanto por menores precios (6,1%) como cantidades (12,5%).
Las mayores caídas fueron en químicos y conexos (-14,7%), seguido de materias plásticas (14,3%) y material de transporte terrestre (7,4%).

En cambio, registraron subas las exportaciones de papel, cartón, imprenta y publicaciones (2,1%) y de caucho (9,4%).

Ver más productos

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos