La brecha cambiaria crece y empieza a meterse en los contratos: fuentes del mercado admiten que ya son muchos los negocios que empiezan a cerrarse con cláusulas que atan los contratos inmobiliarios y la venta de inmuebles al dólar de "contado con liquidación" (CCL), la cual registra una diferencia de mas del 27% con la cotización del dólar oficial. En ese marco, hay preocupación entre los operadores por que el pago del BOPOMO de este mes recaliente aun mas el dólar bolsa.

En rigor, el regreso de las restricciones para la compra de dólares volvió a despertar la letra chica de los contratos de alquiler, la llamada entre los abogados que peinan canas "cláusula Bonex", que supone que si la persona aduce que no puede acceder a los dólares billetes por efecto de las disposiciones oficiales, no se usará el dólar oficial de Banco Nación, que ayer cerró a 54 pesos, sino el del CCL, que se vendía a 74 pesos, es decir a 20 pesos más.

También se firman con CCL los boletos de compraventa de casas, locales y departamentos, en un mercado parado por la imposibilidad de comprar mas de 10.000 dólares mensuales por persona humana - el llamado "cepito"-, situación que paralizó operaciones por casi u$s300 millones al mes.

Para evitar el regreso de contratos escriturados en CCL en un mercado cada vez mas pequeño, es que BCRA aprobará en los próximos días una flexibilización del "cepito" para quienes quieran comprar viviendas únicas (ver página 10). Pero la solución está lejos de ser la ideal para el sector inmobiliario, que igual ve la caída general de las transacciones a medida que se le ponen más regulaciones a la compraventa de dólares.

Por su parte, el dólar bolsa o MEP, pasó de tener una diferencia con el dólar oficial del 9% al 19% en 2 días, tras las medidas del Gobierno para regular el "rulo", operación que se había convertido en la "diaria" entre los inversores minoristas que llegaban a ganar hasta 4.000 pesos por día. El cierre de la brecha en el mercado financiero dejará heridos en el mercado, que ahora miran los próximos vencimientos de deuda en pesos para dolarizarse.

En especial, los operadores ya preparan la próxima estrategia: usar el pago de intereses del BOPOMO por $24.800 millones (equivalente a u$s400 millones) para dolarizar carteras y aumentar aún más "la brecha" lo cual podría generar más presión en el mercado para que la diferencia entre el dólar oficial, el CCL y el MEP se siga ampliando a medida que los dólares vayan escaseando.

El Bopomo es el título de deuda emitido durante la gestión de Luis Caputo en el ministerio de Finanzas que se rige a partir de la tasa de política monetaria, que en ese entonces tenía como referencia a la Lebac. Por lo que ahora los tenedores de este papel se verán beneficiados por la tasa del 85% que actualmente aplica el Banco Central en su intento para contener el dólar y los precios.

Más notas de

Ernesto Hadida

Exportar por Paraguay, refugiarse en Uruguay, usar en Argentina y extrañar a Panamá

Galperin, un mimado por el macrismo en la mira de la Justicia

Los problemas del mayor aportante a la campaña de Cambiemos

Vicentin fue la empresa que más aportó por la reelección de Macri

Empresas reciben con barbijo a ex funcionarios con coronavirus político

Merkel, interesada en represa

Bancos privados evaden al Gobierno y mantienen tasas impagables

Las pymes deben enfrentar costosos financiamientos

La Argentina de Macri y la de Alberto: del "rompan el canuto" al "frenemos la inercia"

La Argentina de Macri y la de Alberto: del "rompan el canuto" al "frenemos la inercia"

La estadística económica de Bolsonaro, floja de papeles

Las cifras del socio del Mercosur son discutidas por muchos

Retenciones: el fin del Estado bígamo

El sector agroexportador fue beneficiado por Mauricio Macri

Reestructuración de deuda: la chance de Alberto de jugar a la grieta

Reestructuración de deuda: la chance de Alberto de jugar a la grieta

Combustibles vuelven a subir 5% en diciembre

Los precios de los combustibles habían empezado a aumentar en septiembre a pesar del congelamiento por 90 días que regía desde agosto

El rojo del Banco Provincia, la principal preocupación del mandatario electo

El rojo del Banco Provincia, la principal preocupación del mandatario electo