Una jubilación media debió destinar en mayo el 94,3% de su ingreso para obtener la canasta básica, y un salario mínimo el 78,5%, alerta un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

En base a datos del IPC del Indec, el análisis destaca los aumentos que sufrieron los alimentos básicos: la harina subió 98,6%; los fideos, 93%; el pollo, 92,2%; la leche, 85,5%; el arroz blanco, 79,7%; y el aceite de girasol, 70,7%.

"Los bienes alimentarios básicos componen una proporción mayor del consumo de las familias que conforman los segmentos socioeconómicos más bajos, por lo que las subas excesivas en estos productos tienen impacto directo en los indicadores de pobreza y de indigencia", advierte el documento universitario.

Según la Undav, quien cobró un salario mínimo en mayo gastó el 80% en alimentos esenciales

En ese sentido, el informe resalta que el valor de la canasta básica alimentaria con respecto a los ingresos de las jubilaciones medias y de los salarios mínimos aumentó más del 14 puntos en ambos casos. Entre mayo de 2018 y mayo de 2019, los alimentos esenciales pasaron a representar el 94,3% de una jubilación media, lo que supone un aumento del 14,7 puntos; y el 78,5% de un salario mínimo, o sea una suba del 14,3 puntos.

Al respecto, la Undav señala que "en relación al índice de salarios, se registra una caída de poder de compra de alimentos y bebidas en el orden del 17,8%". Y agrega: "Dentro del universo de los trabajadores, la pérdida de poder de compra de los informales en términos de canasta básica alimentaria alcanza el 21%".

En la variación interanual de mayo, los alimentos aumentaron 64,9%, es decir, se ubicaron 7,6 puntos porcentuales por encima de la inflación general del mes.

"De los 14 precios de productos básicos que publica el Indec a escala nacional, once aumentaron por encima del IPC: esto demuestra el fuerte impacto que tuvo la última aceleración inflacionaria sobre los bolsillos de los hogares con ingresos mensuales, sean asalariados o jubilados", subraya el informe.

En el detalle, en base a datos del Gran Buenos Aires, el estudio destaca el alza de los productos básicos sobre la inflación general: en Leche, lácteos y huevos, 24,3 puntos de distancia; en Aceites, grasas y mantecas, 24,2 puntos; y en Café, té, yerba y cacao, 17 puntos.