La Canasta Básica Total (CBT) aumentó 2,9% y una familia tipo necesitó $30.337 para no quedar debajo de la línea de la pobreza, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En términos interanuales, la canasta acumuló una suba de 61,1%, superior al 57,3% de inflación.

Además, el costo de la Canasta Total de mayo equivale a casi tres salarios mínimo vital y móvil, que en mayo era de 11.900 pesos y fue elevado a 12.500 a partir de junio, tras la última actualización que dispuso el gobierno.

Por otro lado, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) avanzó 2,0% mensual y también quedó por debajo de la inflación de mayo, que fue de 3,1%, pero superó el acumulado interanual. De esta manera, una persona necesitó en mayo $3.911 para superar la línea de indigencia. En relación al mismo mes del año pasado, la CBA creció 61,7%, lo que significó una fuerte desaceleración en comparación al 66,1% de abril.