El consumo registró en enero una caída del 2% en comparación con igual período del 2017 y, de este modo, por tercer año consecutivo arrancó en baja, según un informe privado.

El resultado de enero modifica la tendencia de crecimiento que se había registrado en los últimos meses del 2017, según la consultora Kantar Worldpanel. Este es el tercer enero con arranque negativo para el consumo masivo, cuando se compara este último enero con el mismo periodo de 2015, la canasta se contrajo un 10% en volumen. La caída tuvo cómo foco el Nivel Socio Económico Bajo superior, un tercio de la población, donde el consumo se redujo un 11%.