El uso de la capacidad instalada en la industria se ubicó en enero en el 61,6%, un punto porcentual por encima de la medición de igual mes del año pasado, según informó ayer el INDEC.

El informe de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria de enero se ubicó muy por debajo de diciembre, pero esa baja es considerada estacional por las paradas de plantas y vacaciones del personal.

En diciembre pasado el promedio de la producción industrial se ubicó en un 64% y enero, por el ajuste estacional, descendió un 2,4%.

Durante enero, cinco de los doce bloques industriales presentaron subas y los restantes siete se mostraron en baja respecto de igual mes del año anterior.

En esa comparación aumentó la producción de insumos para la construcción del 26,8%, impulsada por la buena dinámica de la obra pública y por la puesta en marcha de proyectos privados. También crecieron un 15,4% la producción de acero y aluminio, un 3,3% la de sustancias y productos químicos, la edición e impresión un 10,1% y la industria metalmecánica un 2,7%.

En cambio mostraron una contracción interanual en enero la industria automotriz del 16,6%, la producción de papel y cartón del 8,1%, la refinación de petroleo del 3,88%; la elaboración de alimentos y bebidas del 3,6%, productos del tabaco, 3,1% mientras que la industria textil y la producción de caucho y plástico cayeron un 0,5% interanual.