Durante la primer quincena de febrero, la confianza del consumidor cayó un 3 por ciento con respecto a enero, según un informe de la Universidad Torcuato Di Tella.

En la distribución territorial, la confianza del consumidor aumentó 0,3 por ciento en el interior del país, mientras que bajó en el Gran Buenos Aires (5,2 por ciento) y en Capital Federal (2,5 por ciento).

En cuanto a la distribución por nivel de ingresos, la confianza bajó 8,3% en el sector de mayores ingresos, y subió 3% para los de menores ingresos.

Entre los componentes del Índice de Confianza al Consumidor (ICC), el subíndice de Situación Personal cayó 6 por ciento y el de Bienes Durables e Inmuebles subió 4,7 por ciento, en la comparación con el mes anterior. 

En el agregado, el ICC mejoró 7,7 por ciento si se lo compara con el mismo mes de 2017.  Por su parte, el subíndice de Situación Macroeconómica bajó 5,4 por ciento.