La economía creció en noviembre 3,9% de forma interanual, y mostró en los primeros once meses de 2017 una aceleración acumulada de 2,9%. Faltando aún el dato de diciembre aparece cada vez más lejana la posibilidad de que se dispare el pago del cupón del PBI, algo que de todas formas ya reconocen extraoficialmente en el Gobierno nacional. Más allá de que noviembre fue el noveno mes de crecimiento ininterrumpido de la economía en la comparación con el mismo mes del año anterior, la progresión de la actividad muestra una lentitud mayor en avance de la economía de los últimos tres meses: fue apenas 0,03% durante ese lapso.

El informe de actividad económica del anteúltimo mes del año publicado ayer por el Indec mostró una suba de 3,9% en noviembre respecto del mismo mes de 2016, impulsado por la construcción. El diagnóstico hecho desde el Ministerio de Hacienda sobre los datos de noviembre fue que "como ocurrió durante casi todo el año, la expansión de la actividad económica es extendida en prácticamente gran parte de los sectores de la economía: 12 de 15 sectores crecieron de manera interanual. El crecimiento fue impulsado por la construcción (16,6%), que mostró el aumento interanual más alto de la serie y está en el sexto mes consecutivo creciendo a un ritmo de dos dígitos, comercio (5,5%) e industria (3,6%), ambos con el séptimo mes consecutivo de crecimiento", afirmaron desde esa cartera.

De acuerdo a los análisis privados, el EMAE de diciembre debería concluir con un crecimiento interanual de entre 4,6 y 4,7 por ciento para que el alza acumulada de la actividad durante 2017 llegue al 3% y habilite el pago de los cupones atados al PBI, que entre otras condiciones exigen para este año una aceleración económica de esa magnitud. Desde el Gobierno nacional, igualmente, ya admitieron de forma extraoficial que según sus proyecciones el crecimiento de la actividad va a quedar "en el umbral" del 3% y que los cupones no se pagarán este año.

Al observar la curva de crecimiento a lo largo de 2017 se percibe que en los últimos tres meses la actividad mostró un crecimiento más lento, de 0,03% durante ese trimestre, según estimó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). "Lo relevante del comportamiento de los últimos meses es el estancamiento que muestra el indicador para los meses de septiembre, octubre y noviembre. En efecto puede apreciarse que el índice pasó de 100,97 en agosto a ser 101 en noviembre, lo que representa un crecimiento de apenas 0,03%", reportó Iaraf.

Para Gabriel Caamaño Gómez, economista de Ledesma, "es muy poco probable alcanzar el 3% de crecimiento anual. Estos últimos tres meses crecieron con un punto de comparación más exigente. Pero lo que muestra el EMAE es que es que una cosa es recuperación y otra crecimiento, que implica romper otras inercias".