La poca caída de agua en las provincia de Chaco y Santiago del Estero que junto a lo que viene sucediendo en la región núcleo, muestra un panorama de menor producción en la soja que ahora rondaría en los 39 millones de toneladas.

Los datos fueron consignados por distintos analistas consultados por este diario que esperaban que en el NEA y NOA hubiera más agua. En estas zonas esta en juego algo más de medio millón de toneladas de soja.

Si se tiene en cuenta que la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), informó que la soja en la región núcleo será de 15,2 millones de toneladas, la baja es del 9,5% respecto de los 16,8 millones del último informe.

Más alertó que las sojas de segunda y los maíces tardíos siguen sumando áreas pérdidas y descontando rindes. Todo esta situación hace suponer que en vez de los 40 millones de toneladas actuales se inclina más a los 39 millones aunque los más duros apuntan a los 38 millones de toneladas.

Esto se sustenta con el nuevo recorte el rinde de la región núcleo que la Bolsa estimó en 2,9 toneladas por hectárea, muy por debajo de la campaña anterior cuando para esta altura ya se preveían rindes de 3,8 toneladas quintales.

Por su parte la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, destacó que sin lluvias abundantes en los días "previos", de todas formas es "tarde" para revertir las "mermas" de producción y comienzan a recolectarse los primeros lotes sobre el centro de la región agrícola, y con una proyección de producción que se mantiene en 42 millones de toneladas.

Para esta semana se espera el informe del Ministerio de Agroindustria el cual rondaría en los 43 millones de tonelada de soja.

Según la BCR, un trabajo publicado en el Agricultural Weather Dashboard reveló que para lo que resta del mes de marzo se esperan precipitaciones inferiores a las normales.