La actividad industrial ya tiene un piso de caída del 6% para todo el 2019, siempre y cuando las condiciones económicas se mantengan estables de acá a fin de año, un escenario poco probable de cumplirse ante la inestabilidad financiera y la crisis productiva que acecha al país. Así lo considera la Unión Industrial Argentina en un análisis que involucra el cruce técnico de estadísticas y pronósticos de la realidad de las fábricas.

Según pudo saber BAE Negocios, la caída de la actividad industrial de 4% para el 2019 sufrió un duro golpe de realidad durante el primer semestre, a pesar de las advertencias que la conducción de la UIA le realizó al Gobierno nacional. "Les dijimos que sin sensibilidad en el plan económico iba a ser una catástrofe social, laboral y productiva, y que iba a desatar una reacción electoral devastadora para Cambiemos", afirmó uno de los líderes de la principal central fabril local.

La pésima performance de la actividad automotriz, ligada a una pobre actividad exportadora debido a retenciones y caída de la actividad económica de Brasil, llevaron a poner por encima del 6% el descenso productivo fabril total, lo que superaría incluso la crisis del 2009, en donde el derrumbe fue del 6,1% aunque con antecedentes de fuerte tracción y una recuperación fuerte en el corto tiempo.

La comparación con 2009 es poco favorable para el Gobierno y así lo alertan desde la UIA. Sucede que en ese momento se producía una caída pronunciada en un contexto de crisis internacional, con el antecedente de un fuerte crecimiento en el período entre 2003 y 2008. "Ahora no es fácil pero no es un problema internacional sino que se trata de un problema más bien doméstico, más allá de que el mundo no ayuda demasiado", destacó otra fuente consultada.

Los industriales denominan la “década perdida” el camino en descenso de la actividad

"Tenemos una caída acumulada de 8,3% en el semestre, del cual sabíamos que era malo. Pero esa contracción se había recortado en el segundo semestre con mejoras chicas pero ad referéndum de que el dólar no se disparara. Pero pasaron cosas", analizó una fuentes consultada por este diario.

En el Centro de Estudios de la UIA habían previsto una caída de "conservadora" de 4% para el 2019 aunque debieron retomar la lapicera ante la corrida cambiaria que se inició la semana pos PASO para recalcular. "Si bien tenemos un piso de comparación muy bajo en el semestre, y más allá de que julio pueda dar bien, la crisis del dólar cambió toda la situación", confirmó un integrante de la central fabril.

Hubo diversas variantes que se combinaron para desatar la crisis. El mercado interno no termina de traccionar y las exportaciones no ayudaron del todo. Los retenciones que se aplicaron a la soja redujeron el nivel de molienda, "que hubiese sido mayor si no se eliminaba ese diferencial entre el poroto y el aceite".

Los alimentos y los productos farmacéuticos sufrieron un fuerte golpe por el mercado interno. A este escenario se sumó la reducción del crecimiento de Brasil, que estimaba para el 2019 un ascenso de 2,5% y que en la última revisión se instaló en 0,2%. "Estamos en más de una década perdida, lo que es tremendo", se lamentó otra fuente fabril.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos