Un informe elaborado por el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella reveló ayer que el público en noviembre estima una inflación de 20 por ciento para los próximos 12 meses.

“La inflación esperada por la población para los próximos doce meses se mantiene en 20 por ciento, según la mediana de las respuestas”, informó la casa de estudios.

El reporte aclaró que “según el promedio, las expectativas de inflación caen 3 puntos porcentuales respecto de la medición de octubre de 2017 y se ubican en 24,7 por ciento”.

“En los últimos cuatro años, la mediana de la inflación esperada fue 20 por ciento en diez meses, mayor a 20 en 38 meses y nunca menor a 20”, destacó el informe.

El reporte precisó que “en la distribución regional, según la mediana, las expectativas de inflación se mantienen tanto en la Capital Federal como en el Interior del país mientras que caen en el Gran Buenos Aires, con respecto a octubre”.

“De acuerdo al promedio, las expectativas de inflación bajan en el Gran Buenos Aires y en el Interior del país mientras que aumentan en la Capital Federal’, señaló la UTDT.

En la distribución por nivel de ingreso, según la mediana, las expectativas de inflación se mantienen constantes tanto para la población de ingresos altos como para la de ingresos bajos y según el promedio, las expectativas caen para ambos sectores.

Lento retroceso
Los economistas tampoco creen que los precios bajarán rápido. Por caso, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), afirma que la inflación seguirá en baja, aunque a un ritmo más lento del proyectado por el Gobierno. “La inflación bajará pero a un ritmo más lento del que postuló el Gobierno: el año próximo acumulará 16% ya que muy difícil que, después de un año en 23%, pueda bajar a 12%, especialmente si restan ajustes tarifarios y hay una situación fiscal que requiere endeudamiento”, afima Daniel Artana, economistas de FIEL.