La decidida intervención del Banco Central ayer en el mercado de cambios logró abortar otra fuerte suba del dólar en el segmento mayorista y acomodó a la divisa estadounidense en un nivel similar al del comienzo de la semana última.

Luego de haber alcanzado nuevos máximos históricos, producto de una exacerbada demanda y una insuficiente oferta, el tipo de cambio retrocedió gracias a la inconfundible señal emitida por la autoridad monetaria, fijando un límite preciso.

La acción oficial estimuló el desarme de posiciones dolarizadas y el ingreso de fondos desde el exterior en un escenario que no tenía visos de modificar su tendencia a la suba de los precios como consecuencia de un cambio de carteras que claramente tenía destino de dolarización.

*De Corredores de cambio