El nivel de inversión actual que registra la Argentina está casi un 20% por debajo del nivel de 2012, a raíz del "estancamiento" de la economía, según un informe privado. 

Datos oficiales reflejan que la inversión en el país cayó 24,6% interanual en el primer trimestre de 2019, cuando la variación negativa del PBI fue de 5,8%. Así, la inversión representó -en el primer trimestre del año- apenas un 16,9% del PBI.

"Puesto en perspectiva, el dato del primer trimestre de 2019 no hace más que confirmar la pérdida de dinamismo de la inversión en la Argentina, que arrancó en el largo ciclo iniciado en 2011 y que está detrás del estancamiento del PBI y de la economía desde aquel entonces, con un breve paréntesis en 2017", evaluó la Fundación Mediterránea.

Para la entidad, este fenómeno delata "el mix inadecuado de políticas que se adoptaron, cuando en 2011 comenzó a revertirse parcialmente el boom de commodities del período previo". "La prueba está en que otros países exportadores de commodities como Chile y Perú no detuvieron su crecimiento desde entonces", añadió. 

Pero el caso de la Argentina es análogo al de Brasil, con crecimiento cero desde 2011 y significativa caída de la inversión, de acuerdo con el reporte. En ambos países la inversión actual se encuentra aproximadamente un 20% por debajo del nivel de 2012, "un declive que no se habrá de revertir sin reformas profundas", aseguró la Fundación Mediterránea.

Y explicó que el recorrido del volumen de la inversión es distinto en la Argentina que en Brasil, pese a que su caída es similar con relación a 2012. Mientras que en el país vecino la caída de la inversión ocurrió de forma continua desde un pico en 2013, en la Argentina la inversión amagó una recuperación (en 2017) para luego volver a caer. 

"Es difícil que en una gama importante de sectores económicos argentinos la inversión se dinamice si, tras la frontera, en Brasil existe capacidad ociosa en esas ramas productivas", consideró la entidad. En ese sentido, resaltó que dada la interconexión de sus mercados, "cabe de esperar que las empresas situadas en ambos países reaccionen primero con uso de capacidad instalada ante un envión de la demanda, antes que con nuevas inversiones".

En esencia, tanto Brasil como la Argentina viven todavía la resaca de las políticas económicas aplicadas después de 2011, cuando el boom de las commodities se debilitó", concluyó el informe.

Con información de NA

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos