Las empresas petroleras iniciaron negociaciones con el gobierno de Mauricio Macri para llevar adelante una suba de 6% en los precios del combustible antes de que finalice el congelamiento de 90 días establecido por decreto. Las compañías aseguran que hay un retraso de 20% en los valores, pero la actualización se daría en forma escalonada. Mientras tanto, desde la Secretaría de Energía adelantaron que no se prevén medidas para que sea gradual.

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), Gabriel Bornoroni, confirmó que el diálogo con la gestión macrista ya inició.

Este 13 de noviembre terminará la fijación de precios de las naftas y de suba de impuestos decretado por Macri en medio del descalabro económico quie se dio luego de su derrota electoral en las PASO. Sin embargo, las petroleras piden adelantar el descongelamiento.

Bornoroni planteó que el "retraso" en los precios por el congelamiento ya alcanza el 20%, pero habría un acuerdo para que la suba sea escalonada entre noviembre y enero.

"En conversaciones con las petroleras nos han informado que sería escalonado y paulatino", sostuvo el titular de la Cecha en declaraciones a radio La Red y amplió: "Ya han empezado las negociaciones para ver si existe alguna posibilidad de que antes de llegar al 14 de noviembre haya una actualización".

Aún así, altas fuentes de la Secretaría de Energía ya habían adelantado a BAE Negocios que no habrá medidas complementarias para que la salida del congelamiento sea gradual. Si no hay acuerdo con las petroleras, el valor de las naftas y los gasoil se dispararían en los surtidores alrededor de 15%, la brecha que los funcionarios consideran que existe hoy entre el precio interno y el internacional.

Te puede interesar:

Por otro lado, Bornoroni explicó que las ventas de combustibles registran una caída del 5% anual, en parte por la baja del consumo y en parte porque las petroleras impusieron cupos a las estaciones de bandera y desabastecieron a las denominadas "blancas".

"El incremento que vendría es de aproximadamente un 4% para las petroleras y un 2% para el gobierno nacional, porque no solo se congelaron los precios sino también la carga impositiva con el Decreto de Necesidad y Urgencia" del presidente Macri, expuso Bornoroni.

A su vez, sostuvo que cuando el Gobierno decidió congelar los precios, el sector alertó que iba a haber desabastecimiento, pero las autoridades no escucharon las advertencias y decidieron avanzar con la medida en medio de la campaña electoral.