Uno de los fondos de inversión que adquirieron los bonos de la deuda a 100 años que emitió en junio pasado el Gobierno con un atractivo rendimiento del 7,9% fue Noctua Asset Managment LLC, subsidiario de una compañía offshore fundada en 2009 por el mismo ministro de Finanzas que decidió tomar esos fondos en el mercado, Luis “Toto” Caputo. Tras la polémica que levantó la aparición de Caputo como gerente de esos fondos en la megafiltración bautizada como “ Paradise Papers” por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), la novedad conocida el fin de semana volvió a complicar al funcionario, que había deslindado cualquier vínculo con esa offshore que jamás declaró.

El dato surge de una investigación publicada el sábado por la periodista Noelia Barral Grigera en el programa El Lobby, que se emite todos los sábados de 10 a 13 por radio Con Vos. Según la documentación a la que tuvo acceso ese equipo periodístico, Noctua es uno de los 148 fondos de inversión que se repartieron esa emisión de bonos a 100 años por valor nominal de u$s2.748,8 millones. El fondo adquirió títulos por 5 millones de dólares, una cifra muy inferior a la que suscribieron bancos grandes como el HSBC, el Citi y el Santander (que también oficiaron de colocadores) pero significativa para tratarse de una firma completamente desconocida en el mercado.

Antes de asumir como ministro, según publicó el ICIJ, Caputo fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con ramificaciones en Delaware y las Islas Caimán, dos jurisdicciones donde rigen el secreto y las ventajas fiscales que permiten a sus titulares pagar menos impuestos. Caputo también fue el manager de Alto Global Fund, un hedge fund dependiente de Noctua dedicado a administrar inversiones de alto riesgo y alta rentabilidad en mercados emergentes por más de u$s100 millones.

La nota completa de Alejandro Bercovich en la edición de mañana de BAE Negocios

Más notas de

Alejandro Bercovich

Los dedos cruzados, el deporte nacional y el tercer desembarco

Los dedos cruzados, el deporte nacional y el tercer desembarco

El verdadero triunfo no es vencer sino convencer

El verdadero triunfo no es vencer sino convencer

Todos hablan de unidad pero nadie sabe bien para qué

Todos hablan de unidad pero nadie sabe bien para qué

El metaverso feliz del Fondo Monetario que no ajusta

El metaverso feliz del Fondo Monetario que no ajusta

El Fondo y la bomba H de Cristina, claves del día después

El Fondo y la bomba H de Cristina, claves del día después

La inflación y el Fondo reavivan la llama combativa del peronismo

La inflación y el Fondo reavivan la llama combativa del peronismo

Guerra de guerrillas y polvorín social, el escenario optimista para 2022

Guerra de guerrillas y polvorín social, el escenario optimista para 2022

Los cuatro vivos se relamen con una post-pandemia a su medida

Los cuatro vivos se relamen con una post-pandemia a su medida

La Argentina offshore sigue bien oculta en su caja de Pandora

La Argentina offshore sigue bien oculta en su caja de Pandora

El péndulo argentino siembra dudas en Washington

El péndulo argentino siembra dudas en Washington