La presión tributaria efectiva nacional bajó 1,4 puntos porcentuales del PBI entre 2015 y 2017 de acuerdo a un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

La recaudación tributaria del gobierno nacional, incluyendo recursos de la Seguridad Social, creció en 2016 y 2017 un 34,6 % y 24,6%, respectivamente, en términos nominales. Más allá de esta mejora en 2017, si se analiza el período acumulado 2015-2017, la recaudación real evidenció una caída del 2,5% y neta de blanqueo del 4%. Se aprecia que los tres principales tributos que explican la caída en la recaudación total en términos reales fueron los Derechos de Exportación, Bienes Personales y Ganancias. "En los últimos 2 años y producto de las rebajas que comenzaron a aplicarse en ciertos tributos luego del cambio de gobierno, la presión tributaria evidenció ligeras reducciones, pasando a un 24,3% y 24,9% del PBI en los años 2016 y 2017, respectivamente", explicó Iaraf.